Hoy te quiero dar 10 tips, mejor dicho 10 consejos de amiga o ANTI TIPS de boda. Esas cosas que a lo mejor se te ocurren hacer para llegar “aun mas linda” al día de tu casamiento, y que pueden terminar siendo un FATAL ERROR a la hora de prepararte para el momento del si. Ya sea que te cases en la ciudad o en nuestra bella Playa del Carmen, esto es lo que debes tener en cuenta a la hora de prepararte para dar el gran paso:

1- Hacerte un “peeling” a una semana de la ceremonia…o menos.

¡NO! No lo hagas, a ver,¿Qué es un peeling? Según Google, es un:

Tratamiento cosmético que sirve para regenerar la piel mediante el desprendimiento de células muertas”, “un peeling regenerador”.

Claro que puedes hacer un tratamiento (me gusta el drama de escribir en mayúsculas), pero mi consejo es que no lo realices la semana previa o los días previos a tu boda. No será una buena forma de deshacerte rápidamente de molestias o imperfecciones. La belleza de la piel se logra con ciertos hábitos que requieren tiempo en hacer efecto. Un peeling hecho “a las corridas” podría traerte el efecto contrario al que buscas: que tu piel se vea enrojecida, que se descascare, o que luzca irritada. Así que ese día confía en tu maquilladora, en su experiencia, y deja que ella se encargue de borrar cualquier molestia que tengas en tu rostro, ya habrá tiempo para tratamientos profundos, de lo que se desprende mi tip numero 2…

2- Visita a un dermatólogo que te de los mejores métodos para incorporar al cuidado de tu piel. Como dije anteriormente, una piel radiante, sana, sin imperfecciones, se logra con un conjunto de hábitos. Estos hábitos sólo serán efectivos si los supervisas con un buen especialista. Si bien nos la pasamos recibiendo recomendaciones, o mejor dicho, publicidades, sobre cremas o productos milagrosos para todas las pieles, la verdad es que si nuestra piel es grasosa, por mas que X crema sea la mejor del mercado, no nos quedará si está diseñada para otro tipo de piel. Consulta, investiga, y sobre todo, incorpora a tu rutina los productos correctos!

3- No depiles tus cejas el día de tu boda

En relación con el tip numero 1 también. Si eres tú la que va a depilar sus cejas para la boda, sea el método que sea, no te recomiendo que lo hagas el mismo día en que te vas a casar. ¡que exagerada! Puedes pensar, pero se lo que te digo y porque. Salvo que seas una máster de la practica zen-yoga, es muy probable que el día de tu casamiento, o los días previos también, tus nervios sean una montaña rusa en la que llevas a tu futuro esposo, familia y amigos. Esos nervios, tan normales y esperados, se traducen en estrés, y el estrés, a veces toma forma de sensibilidad cutánea. Por ende, si normalmente, al depilarte las cejas no ves enrojecimiento, bajo un estrés pre-boda, tu piel puede reaccionar diferente. Puede inflamarse, enrojecerse, y esa reacción, si bien puede maquillarse, no es una situación con la que desees encontrarte a 1 hora de pisar el altar.

4- No experimentes con tu maquillaje

Estamos de acuerdo en que lo ideal es que para tu boda, pidas una cita de prueba unas semanas antes. Primero que nada, para conocer a tu futura maquilladora (En este caso, a mi), y segundo, porque es muy importante que veas cómo vas a lucir. Ya que si bien el maquillaje Kim Kardashian esta muy en boga, tal vez, tu piel, si es blanca como la leche, no sería el mejor lienzo para lucir ese estilo. Hoy en día las tendencias cambian y hay muchísima información visual, en especial en pinterest, intagram, etc. Puedes valerte de esas herramientas para buscar inspiración y llegar el día de la prueba con una carpeta de fotografías, en las que hayas elegido maquillajes con los que sueñas casarte. De esta manera el día de la boda sabes que ya escogiste tu estilo, que conoces a tu maquilladora y a tu peinadora, y esa tranquilidad hará que seas una futura novia confiada y disfrutarás mucho mas de tu preparación.

5- No llenes tu habitación de gente.

Si lo se, el tip incomodo que nadie quiere dar. Sabemos que tu familia y amigas tienen la mejor de las intenciones, te adoran, quieren estar contigo y están más felices que tu de que vas a casarte. Pero, momento, todo en su momento. Tal vez cuando te sientes a maquillarte y peinarte, no quieras que haya un desfile de familiares, amigas, amigos del novio, e invitados. En general, el momento previo a la boda suele ser indefectiblemente estresante para una novia, y tener que lidiar con las emociones de los demás puede hacer de ese momento, idealmente placentero, algo tedioso e incomodo. Entonces, habilita el No que hay en ti, y pide privacidad y respeto. Que solo las personas que tu decidas te acompañen en tu preparación, te ayuden a ponerte el vestido, y te brinden contención y calma.

maquillaje a domicilio en capital federal

Esa soy yo, hace casi un año atrás!

6- No te cortes el cabello o lo tiñas antes de la boda

Escuche una vez a una novia contarme que tuvo que pagar una innombrable suma de dinero en un mismo día para ¡volver al tono que tenia antes de entrar a la peluquería! Como te dije anteriormente, los días previos a la boda no son los días indicados para experimentar cosas nuevas. La vida entera sí lo es. Pero, antes de la boda, si te mueres de ganas de “ver como te queda” ese corte de cabello estilo Pixie con tu tiara de novia, o esos nuevos rizos dorados que tiene Beyoncé… Ok, no lo hagas. Si no te gusta el resultado puedes entrar en una desesperación que solo terminará con la irremediable aceptación de que ya no hay vuelta atrás. Lo mismo con tu color de cabello, recomendamos teñirlo si lo haces normalmente, en el mismo tono, o no teñirlo si no es parte de tu habito. Evitarás traspiés y posibles sobresaltos.

7- Broncearte demasiado y… quemarte!

Si, lo se, llegaste al Caribe, toda tu familia esta disfrutando a pleno de la Riviera Maya, y claro, quieres ser parte de todo lo que rodea a tu boda de destino. ¡Claro que debes hacerlo! Solo ten en cuenta utilizar un bloqueador solar bueno, ¡Buenísimo! Utiliza un factor de protección 50, sombrero y alguna prenda que cubra tus hombros. En especial cuidado si elegiste como vestido de novia un modelo strapless, procura tener un bikini de su misma forma, ya que este tipo de marcas, sobre una piel roja por el sol, son muy difíciles de cubrir (y peor aún, arden!).

8-Realizar ejercicio para bajar de peso en tiempo récord

Sabemos que con las visitas familiares tu dieta pre boda se vea un tanto afectada. Puedes contrarrestar los efectos de los brindis previos, tomando mucha agua y evitando comer en exceso. Pero ten cuidado con salir a correr o intentar una rutina de ejercicios a la que no estas acostumbrada. Un mal movimiento, o una exigencia a tu cuerpo que no es la habitual puede derivar en dolores y molestias que no querrás sentir durante un día tan esperado. Respeta tu cuerpo y confía ti misma. ¡Eres una hermosa novia!

9- Irte de fiesta la noche anterior.

Se que es muy tentador salir la noche anterior a festejar con tus amigos y familia. La idea de una segunda “despedida de soltera” puede sonar muy bien. Permítete divertirte, pero definitivamente no sera buena idea salir de copas, emborracharte y dormir poco. No solo te veras cansada sino que el sueño-o resaca, apañará un día para el cual debes lucir y sentirte con toda la energía y alegría.

10- No disfrutar de tu boda.

Tal vez pase, tal vez no, llegaste y resulta que los botones de las sillas no son del color que pediste, O se retrasa un invitado o la entrega de tu bouquet. Tranquila! Las novias podemos sentir que todos los detalles son súper importantes y que todos los invitados se darán cuenta de hasta la menor falla. La verdad es que todos tus invitados están realmente felices de compartir contigo un día tan especial. Y nada será tan importante como para valer opacarte ese momento. Consejo de amiga: Se pasa tan rápido, que de repente habrá terminado y querrás vivirlo una vez mas. Disfruta tu día, a tu esposo, y a tu familia, nada, ningún detalle sera mas importante que eso. ¡Que seas muy feliz!